4

Los delitos identificados como “otros sexuales” aumentaron un 700 por ciento y la violación se elevó en un 61.86 por ciento.

Un aumento en el índice delictivo de 18.90 por ciento se registró de enero a febrero del presente año en el Estado de México, al pasar de 12 mil 674 a 15 mil 69, respectivamente, carpetas de investigación iniciadas por igual número de ilícitos denunciados ante agencias del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Los delitos que registraron el mayor aumento en el referido periodo mensual, enero-febrero de 2016, fueron los identificados como “otros sexuales” (agresiones sexuales), ya que incrementaron en un 700 por ciento, pues mientras en enero se denunciaron 14, para el mes de febrero el número de carpetas de investigación llegó a 112.

 

La violación también mostró un movimiento sustancial a la alza, al pasar de 118 a 191 eventos que sí se denunciaron (la violación es uno de los delitos que casi no se denuncia), cifras que representaron un aumento de 61.86 por ciento.

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (instancia federal que por mandato de ley hace públicos los índices delictivos de todos los estados), otras conductas delictivas que mostraron incrementos importantes y que sí se denunciaron ante la autoridad estatal son: robo a transportistas con violencia 40.96% y robo a transportistas sin violencia 38.46%.

Respecto al delito que afecta directamente el patrimonio de las familias mexiquenses, como es el robo a casa habitación con violencia, su incremento fue de 21.13%; robo a transeúnte con violencia de 10.79%; robo a negocio con violencia de 5.03% y robo de vehículo con violencia de 17.24%.

Sobre este último ilícito es de destacar que cuantitativamente las cifras son muy elevadas en comparación a otros actos delictivos, ya que mientras en enero se robaron con violencia 1,665 automotores, en febrero el número llegó a 1,952.

El comportamiento de esta misma conducta delictiva pero sin elemento violento, es similar ya que su aumento porcentual fue de 16.17%, es decir mientras en enero se robaron (estacionados) 1,719 automóviles, el mes siguiente, febrero, la cifra llegó a 1,997 unidades.

Actos delictivos que sin lugar a dudas “golpean” de forma directa al patrimonio y estabilidad económica y sicológica de las familias mexiquenses.

Respecto a los llamados delitos patrimoniales, los incrementos porcentuales fueron: daño en propiedad ajena 2.97%; extorsión 12.20%; fraude 5.23% y despojo 18.45%.

Los delitos que en los referidos meses sí disminuyeron son: secuestro 5.56%; robo a casa habitación sin violencia 14.44%; robo a transeúnte sin violencia 16.67%; robo de ganado sin violencia 11.76%; homicidio doloso 16.17%; homicidio culposo 6.56% y estupro un 33%.

Please publish modules in offcanvas position.

N4-Design+Lab